3 formas en que el Internet de las cosas esta cambiando la industria.

 Mucho hemos escuchado, leído o visto sobre el internet de las cosas, pero cuando llega un asesor técnico a una planta de producción y menciona sus siglas en inglés “IOT” generalmente recibe una respuesta de sorpresa o incredulidad.La aplicación del internet de las cosas se ha venido estudiando desde principios de los 90 donde los electrodomésticos fueron conectados a internet para tareas básicas como encender o apagar.

 Si bien es cierto que ya conocíamos la electrónica en los años 30 del siglo pasado, y se le dio forma al cómputo en los 50’s, a niveles operacionales en planta la tecnología del internet no había sido enlazada de la forma en que se ha explotado en el nuevo milenio.

 

Y en resumen el internet industrial de las cosas no es más que eso, explotar el cómputo avanzado, el “Big Data” (Los datos masivos que arrojan las máquinas modernas y operaciones de planta) y la conectividad por internet principalmente. Todos los anteriores factores ya existían sólo faltaba aplicarlos a la industria y darle forma. Es por eso que corporaciones de gran influencia en la inteligencia de negocios, infraestructura, o automatización como Intel, Cisco, AT&T, IBM, y GE han movido sus planes de inversión apostando por esta tecnología.

Pero ¿Cómo afecta esta inversión a los usuarios?

A continuación 3 cambios que la industria de manufactura está teniendo gracias al internet industrial en la última década:

Permite crear conciencia del estado real de nuestros equipos de producción.

 

Porque seamos honestos, en el día a día sería casi imposible manipular toda la información de todos nuestros operadores o máquinas, de todas nuestras instalaciones, hacer un resumen y presentarlo a la junta de inversionistas de una empresa. Y podemos decir “Hoy yo lo hago con un departamento de X personas”, pero, ¿Cuántas veces hemos detectado información que no es propiamente dicho “correcta”?

 

Con el internet industrial de las cosas podemos enlazar directamente los equipos y datos manuales de operador, usar software de ejecución de manufactura (MES) para hacer un análisis de estos datos (a niveles masivos). Y darle sentido estructurado por departamentos a esa información mucho antes de entregarla en un reporte diario. De esta manera; y sin involucrar a personal en tareas de llenado de papeles, tenemos los datos específicos en las manos específicas en tiempo real.

Rompe la barrera entre el medio físico y el digital.

 

A manera de pregunta, ¿Dónde terminan las funciones del Hardware? ¿Dónde las del software? Comúnmente estamos acostumbrados a un mundo de automatización donde las funciones de los dispositivos y software no sólo se limitan en definición si no que se respetan en tradición. ¿Cuántas veces hemos escuchado a los ingenieros de mantenimiento decir “El PLC debe contener el control de energía” “El software se desconecta o se ‘congela’”? mientras sus contrapartes de tecnologías de la información sonríen incrédulos.

 

La barrera que hemos marcado para los dispositivos y software por paradigma hoy día no es más que una línea virtual que se traza en el modelo de un proyecto. Los equipos de control y automatización a nivel de piso de planta son capaces de ejecutar cómputo avanzado local, a su vez, las máquinas cada vez son más abiertas en su comunicación y se les puede recabar más datos. El software basado en aplicaciones por su parte cada vez es más confiable, más “ligero” para estos sistemas de cómputo avanzado.

El modelo de solución para un proyecto de mejora va a marcar ahora la pauta; dependiendo la conveniencia en cada caso, de qué funciones van a quedar en dispositivos y máquinas y qué funciones van a quedar en medios virtuales o software.

Crea un nuevo modelo comercial anti-monopolio.

 

Cuando hablamos de Internet de las cosas o de Internet Industrial de las Cosas, hablamos de conectividad; no sólo de ser capaces de conectarnos a gran velocidad, sino de ser capaces de conectarnos a prácticamente cualquier medio físico o virtual. Aquí viene lo interesante, tradicionalmente teníamos un software de X marca que operaba con hardware de esa misma marca de forma transparente, pero digamos que yo tenía instalada la marca Y de hardware y en verdad deseaba usar la funcionalidad del software X, había dos historias o pagaba un extra para comprar una interfaz entre marcas que X o Y me vendieran o estaba frito.

 

Hoy en día los principales fabricantes de automatización, y pioneros del internet de las cosas en la industria, se han dado cuenta que fundaciones como OPC o MT Connect han avanzado tanto en la interconectividad de protocolos, marcas y medios físicos que han preferido adaptar estas tecnologías y aprovechar el empuje que tiene dar un salto a comercialización de productos abiertos a la conectividad inter-marcas, dando paso a la popularización de términos como “Escalable”, “Abierto” o “Flexible” en sus promocionales.

 

 

Así en lugar de vivir forzados a migrar a una sola marca, podemos usar lo mejor de cada una de ellas según convenga sin el temor de crear islas de información.

 

Estos cambios están entre muchos otros beneficios que vamos a seguir notando con el pasar de los años, y son clave para entrar en una nueva era de manufactura monitoreada, optimizada y eficiente para el futuro. Una recomendación general, comenzar a indagar en los elementos que conforman el internet industrial de las cosas, esto; antes de invertir, nos puede convencer de los beneficios que pueda dar esta tecnología a largo plazo en nuestro caso particular, definitivamente todos tenemos algo que explotar a esta tecnología.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.